Saltar al contenido
Buena Vida

PROTEÍNAS

Mostrando los 6 resultados

La proteína es el nutriente clave para ganar fuerza y ​​tamaño muscular proteínas

Las proteínas son el componente principal de las células, la musculatura y otros tejidos, son nutrientes compuestos por aminoácidos. A menudo, se las denominan como los “elementos básicos de la vida”.

Intervienen en múltiples funciones del organismo y son indispensables para la formación de tejidos.

Desarrollan masa muscular, fuerza y favorecen la pérdida de peso.

Las proteínas se nos proporcionan de forma natural en múltiples alimentos, pero dependiendo de nuestra actividad física o necesidades de nuestro cuerpo, podemos acudir a suplementos nutricionales.

En este caso, Buena Vida te ofrece los suplementos nutricionales proteicos que necesitas. Nuestros productos te servirán para fortalecer y mejorar tu actividad deportiva o para recuperarte tras un intenso entrenamiento.

Beneficios de las proteínas para nuestra salud

  • Brinda una mejor tonicidad y ayuda a generar masa muscular magra.
  • Forma y repara tejidos de la piel, órganos, cabello, uñas y músculos.
  • Facilitan la digestión de cualquier alimento, activando el metabolismo.
  • Ayuda a mantener los niveles de azúcar.
  • Aportan energía.

La importancia de las proteínas en nuestro organismo

Después del agua, el organismo se compone principalmente de proteínas. De hecho, las proteínas son el componente principal de las células, la musculatura y otros tejidos.

Las proteínas forman parte de células, tejidos y órganos de nuestro organismo, como por ejemplo:

  • La masa muscular.
  • El colágeno, que proporciona fuerza y estructura los tejidos (p. ej., cartílago).
  • La piel, el pelo y las uñas.
  • La hemoglobina, que transporta oxígeno por el cuerpo.
  • La mayoría de las hormonas, que actúan como mensajeros químicos del organismo, también son proteínas.
  • Las enzimas, que regulan todos los aspectos del metabolismo; intervienen en innumerables reacciones químicas importantes que permiten la digestión de los alimentos, la formación de energía para la contracción muscular y la regulación de la producción de insulina, entre otros.
  • Los anticuerpos, que intervienen en la respuesta inmunitaria.